Planificación Estratégica. Sus partes

Compartir con...

Las organizaciones se crean para conseguir determinados objetivos (ganar dinero, crear empleo…) y el éxito consiste en alcanzar estos objetivos. Para ello, se precisa una estrategia. Esto implica determinar los objetivos y los planes que se van a llevar a cabo para alcanzarlos.

Una de las misiones del control de gestión es contribuir a implementar la estrategia de la empresa.

La Planificación estratégica es una hoja de ruta en la que constan todas las acciones que deben permitir alcanzar los objetivos previstos. Suele tener un horizonte mínimo de tres a cinco años. 
Manual de Control de Gestión –

Características de la Planificación estratégica

Esta planificación es una herramienta de gestión que permite establecer el proceso mediante el cual las empresas toman decisiones, delimitan plazos y asignan sus recursos para el logro de los objetivos previstos, tomando en cuenta los cambios y demandas de su entorno. Tiene las siguientes características:

  1. Debe tener en cuenta la Misión organizacional, la Visión y su Cultura.
  2. Descubre oportunidades de negocios, conoce el contexto y las amenazas que pueden aparecer.
  3. Genera planes que deben tener en cuenta las fortalezas y las debilidades.
  4. Es de largo plazo
  5. Afecta a toda la organización
  6. Es un proceso complejo en varias etapas.

Partes de la Planificación Estratégica

Cuando trabajamos en el planeamiento estratégico de una empresa, hay variables que son muy difíciles de modificar, como son la Visión, la Misión y la cultura organizacional, sin embargo, desde el lugar del asesor que intenta colaborar en esta herramienta de gestión, no se puede desconocer su existencia, ya que pueden hacer fracasar todo el proceso.

Estos partes son:

Conocer la misión, la visión y la cultura de la organización sujeta a estudio, son los puntos iniciales que tenemos que comprender para poder pensar hacia el futuro.

Desconociendo estos parámetros básicos, cualquier planificación está condenada al fracaso.

Una vez que sabemos donde estamos parados, debemos evaluar los puntos fuertes y débiles de la organización, para completar el análisis de donde estamos hoy, para poder, recién entonces proyectar las posibilidades reales de hasta donde podemos llegar y de que manera.

Para ello, utilizaremos la herramienta de planificación conocida como la Matriz FODA.

Como desarrollar las estrategias de acción

El desarrollo práctico de la matriz FODA se completa analizando de forma aislada cada cuadrante.

Es decir, si se elige el primero (1-1…Puntos Fuertes-Amenazas) se tendrán que identificar cada uno de los puntos fuertes que la empresa en cuestión tiene y cada una de las amenazas que posee del exterior, de forma que cada intersección deberá ser analizada para estudiar las consecuencias y las acciones que de dicha situación puedan derivarse.

Con esta información se podrá ir orientando la futura formulación de la estrategia.

1-1 Estrategias defensivas: la empresa está preparada para enfrentarse a las amenazas.

1-2 Estrategias ofensivas: es la posición en la que toda empresa quisiera estar. Debe adoptar estrategias de crecimiento…

2-1 Estrategias de supervivencia: la empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fortalezas internas necesarias para luchar contra la competencia.

2-2 Estrategias de reorientación: a la empresa se le plantean oportunidades que puede aprovechar, pero sin embargo carece de la preparación adecuada. La empresa debe establecer un programa de acciones específicas y reorientar sus estrategias anteriores.

   Con esta herramienta el diagnóstico debe realizarse, como hemos indicado anteriormente, teniendo en cuenta las peculiaridades de la actividad e información económica de cada sector.

Herramientas de las estrategias de acción:

En primer lugar, debe elaborarse una Planificación financiera a largo plazo.

En concordancia con ella, se realiza el Presupuesto anual.

En tercer lugar, en base a las dos anteriores, confeccionamos la Planificación Operativa: Contienen medidas concretas a llevar a cabo en forma mensual, semanal o incluso diaria para cada departamento o unidad de la empresa.

Finalmente, confeccionamos Informes periódicos (Reportes): para poder controlar el cumplimiento de los objetivos y acciones previstas.

Seguimiento del Plan estratégico

Es tan importante realizar una correcta planificación, como revisar que se han alcanzado los objetivos previstos.

En caso de detectarse desviaciones relevantes, se deben activar medidas correctoras. Estas medidas han de verse más como un intento de mejorar la situación y de aprender de los errores, que como una forma de poner en evidencia a los que no han cumplido sus objetivos.

Por ello, la planificación es una herramienta de gestión que puede contribuir enormemente a que las organizaciones alcancen sus objetivos.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados