Cómo definir objetivos

Compartir con...

Establecer claramente los objetivos organizacionales es darle la relevancia adecuada como elemento imprescindible de una organización.

En la préctica, muchas veces, por un defecto de falta de planificación, no se establecen claramente, lo cual genera, resultados finales por debajo de lo esperado. Sin lugar a dudas este es un error, ya que forman parte de los elementos constitutivos de la organización.

El hecho de que todos los integrantes de la organización sepan hacia donde vamos, hace que todo en ella fluya.

¿Cómo definirlos?

Son la expresión de las condiciones futuras deseadas.

Características de los Objetivos Organizacionales

  • Escritos. Para darle mayor peso dentro de la organización, para saber adonde va la organización y de esta manera los elementos de la organización se potencian para conseguirlos.
  • Específicos. Para alcanzar los objetivos generales es necesario, separarlos en partes, para mejorar las posibilidades de éxito.
  • Claros. Todos los objetivos deben ser de fácil comprensión para los integrantes de la organización.
  • Realistas. Los objetivos no deben ser inalcanzables, ya que de ser así desanimaran a las personas de la organización. Aunque deben ser desafiantes, para obtener mejores resultados.
  • Acordes. Estos objetivos deben estar de acuerdo a la misión y a la visión de la organización.
  • Flexibles. Hay circunstancias externas que hacen que los objetivos deban cambiar.

Jerarquías de los Objetivos Organizacionales

Los objetivos de una organización se pueden clasificar de acuerdo a su jerarquía en objetivos estratégicos, objetivos tácticos y objetivos operacionales. También en objetivos generales y específicos.

Objetivos estratégicos: son objetivos generales y de largo plazo que buscan definir el rumbo de la empresa. Por ejemplo: «ser la empresa líder del mercado»; «ser el mejor banco»; «ser una empresa reconocida por los consumidores», etc.

Objetivos tácticos: son objetivos de mediano plazo que se dan en el ámbito de las áreas o departamentos de la organización. Por ejemplo: «aumentar la participación en el mercado en 25%»; «elevar la productividad en 15%»; «reducir el ausentismo laboral en 10%», etc.

Objetivos operacionales: son objetivos específicos y de corto plazo establecidos a nivel operativo. Comprenden las actividades desarrolladas por cada área de la empresa. Por ejemplo: «reducir los desechos en el corte de telas para confección de pantalones en 30%»;  «lograr mayor eficiencia en la implementación de los acabados de una edificación»; «reducir las ineficiencias en realiza determinada actividad», etc.

Objetivos generales y específicos

La diferencia entre ambos es el grado de especificidad.

Objetivo general

como definir objetivos organizacionales
Jerarquías de los Objetivos Organizacionales

La diferenciación entre la forma de enunciar los objetivos generales y específicos son elementos fundamentales para la realización de trabajos académicos, como por ejemplo, una tesis de grado.

El objetivo general es un enunciado que resume la idea central y finalidad de un trabajo.

Deben enunciarse de la siguiente manera:

VERBO EN INFINITIVO + COMO + PARA QUE

Por ejemplo:

Producir información de calidad a través de las redes sociales para difundir el conocimiento.

Objetivos específicos

Los objetivos específicos detallan los procesos necesarios para la completa realización del trabajo.

El grado de detalle de los objetivos específicos depende solo del nivel de especificidad que esté buscando. Empezaré en las areas superiores para terminar en el nivel de programación operativa.

Deben incluir:

  • Característica numérica
  • Plazo determinado

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados