Evolucion de la Deuda Publica Argentina I

Compartir con...

Estudiar la evolucion de la deuda publica Argentina desde 1946 hasta nuestros dias es fundamental para no dejarse engañar por falsas consignas.

Las deudas son como cualquier otra trampa en la que se es muy fácil caer, pero de la que es dificilísimo salir

George Bernard Shaw

Los inicios modernos

En 1946, cada Argentino debía CERO.

Producto de la segunda guerra mundial, europa y EEUU estaban endeudados. Por nuestra posición política y geografica, no estuvimos involucrados en este conflicto, por lo cual nuestra economia se mantuvo al margen de la necesidad de comprar armamento y pudimos seguir produciendo bienes y servicios, fortaleciendo nuestro PBI.

Además nos beneficiamos con la suba del precio de los commodities. Es por ello que Argentina era acreedora de paises como Inglaterra.

El Reino Unido no tenia ni posibilidades, ni claras intenciones de saldar la deuda. Para resolver este problema, Perón llevó a cabo arduas negociaciones con Londres que culminaron con la firma de los convenios que, aparentemente, ponían punto final al conflicto.

De esta manera, se resolvio la cancelación de la deuda a través de la estatización de los trenes ingleses en Argentina.

Con el gobierno militar de la Revolución Libertadora, en 1956 Argentina se incorpora al Fondo Monetario Internacional, comenzando el proceso de endeudamiento. Cuando termina este periodo historico, la deuda era de u$s 1.500 millones de dólares.  

Evolucion de la Deuda publica argentina

Con Arturo Frondizi en 1962 continuo el endeudamiento, ascendiendo al final de su mandato a u$s 3.400 millones.

El siguiente gobierno democrático fue el de Arturo Illia, quien llevo adelante un plan de reducción de la deuda, llegando a los 2.600 millones de dólares.

El gobierno militar siguiente, denominado la Revolución Argentina, la lleva a los u$s 5.000 millones, concluyendo el tercer gobierno peronista, con Isabelita como presidente, quien en tres años llevo la deuda publica argentina a valor de los 7.900 millones de dólares.  

A fines de 1975 cada habitante de la Argentina debía al exterior U$S 320.

Primer salto: Proceso de Reorganización Nacional.

El mundo vive en la era de los petrodólares, los bancos internacionales ofrecen créditos fáciles a tasas bajas. Comienza el gran endeudamiento del Estado argentino. A partir de 1980 se produce un viraje en la economía mundial.

El crédito se vuelve escaso y caro. Pero nuestro país no parece estar a tiempo de virar: sigue aumentando su deuda, urgido por desequilibrios fiscales y comerciales.

Con el fin de poder aplicar el Plan economico de Martinez de Hoz, con la Tablita y la desregulacion del sistema financiero, se incrementa la Deuda Externa Argentina.

Además, el gobierno decide asumir en nombre del estado las deudas de grandes grupos económicos privados, lo que se conoció como la famosa “estatización de la deuda” en 1982. Algunos de estos grupos eran: Citibank, Celulosa Argentina, Loma Negra, IBM, entre otras grandes empresas multinacionales y “nacionales”. Al final del Proceso de Reorganización Nacional, el monto de la deuda publica era de 45.000 millones de dolares.

A fin de 1983 cada habitante debía al exterior U$S 1.500.

La vuelta a la democracia

La deuda pública externa constituyó uno de los principales condicionantes de la política económica del gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989) y de la transición a la democracia a partir de 1983 en Argentina.

El equipo económico de Alfonsin, creia que la solución política era la más adecuada a la enorme problemática de la deuda, la cual se encuentra íntimamente ligada a la acción conjunta por parte de los países deudores de latinoamerica.

Finalmente y luego de aplicaciones de distintas politicas economicas durante el gobierno de Alfonsin, se refinanció la deuda con altas tasas de interes, llegando a los 65.000 millones de dolares a fin del mandato.

Segundo salto: Menem – Cavallo

En 1992, el ministro Cavallo renegocia la deuda externa y logra ciertas postergaciones de las fechas de pagos y algunas deducciones de montos.

Sin embargo, para sostener la convertibilidad era necesario un flujo constante de dolares, que sostuviera el rigido sistema monetario del uno a uno. Esta necesidad fue cubierta por las privatizaciones, y años después, ya que no entraban dolares de manera genuina, como seria una balanza de pagos positiva, se aumento el endeudamiento.

 Con una cuenta corriente negativa y un saldo de capitales privados equilibrado, pero con tendencia negativa, fue el sector público el que debió salir a endeudarse en moneda extranjera, no solo para cubrir su propio déficit (para el cual habría podido recurrir a emisiones de deuda en moneda doméstica), sino para contribuir a sostener el nivel de reservas y garantizar la regla de convertibilidad.

El régimen llevaba entonces a incrementar los niveles de endeudamiento externo por encima de límites prudenciales.

De esta manera, la presidencia de Carlos Saul Menem termina con un nivel de deuda de 122.000 millones de dolares.

Tercer Salto: Mega canje y Blindaje

El gobierno de De La Rúa anunció primero el Blindaje, un canje que asumía más deuda a cambio de mayores recortes fiscales y luego cuando ya todos los planes habían fracasado volvió a convocar a la persona que el establishment consideraba que podía resolver este problema. ¿De quién se trataba?

Domingo Cavallo una vez más. Junto a su vice ministro Federico Sturzenegger, idearon el Mega canje, un plan armado por otro secretario del Tesoro.

Que es el Megacanje?

Se trataba de un ambicioso refinanciamiento a mayores plazos y mayores tasas, operado por siete bancos (Francés, Santander, Galicia, Citigroup, HSBC, JP Morgan y Credit Suisse First Boston) por el que cada uno cobró U$S 150 millones en concepto de comisiones, lo que convirtió en esa operación en una causa judicial por estafa.

El conflicto por la deuda argentina se detonó a finales de 2001, cuando el país, en medio de una severa crisis política, económica y social, declaró el mayor cese de pagos de la historia moderna, por 102.000 millones de dólares.

Cuando De la Rua deja su cargo, el monto de la deuda asciende a u$s 145.000 millones

La salida de la convertibilidad

El gobierno de Duhalde cayo en default, los intereses se acumularon. La pesificación asimétrica y la salida del Corralito de Domingo Cavallo, llevaron la deuda a los u$s 170.000 millones.

Cuarto Hito: Renegociación de la Deuda.

Durante 2003, el gobierno de Néstor Kirchner junto al Ministro de Economía Roberto Lavagna logró negociar una reprogramación de las obligaciones con los organismos financieros multilaterales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y otros menores).

Este proceso de desendeudamiento tuvo un hito fundamental en el año 2005 cuando se realizó el primer canje voluntario de la deuda en default. En él, se ofrecía canjear los títulos defaulteados por otros, aceptando una quita importante en el capital compensada por una serie de alternativas de repago e interés.

El éxito de la operación permitió renegociar cerca de USD81.800 millones, logrando una adhesión del 76,15% de los tenedores privados. Sin embargo, el 23,85% restante mantuvo sus reclamos, sin aceptar el canje.

Con la intención de avanzar con la reestructuración de la deuda y la solución de los conflictos jurídicos derivados del default, en el año 2010 se lanzó de forma oficial un nuevo canje de deuda para acreedores externos privados, con una propuesta de quita que en promedio rondó el 66,3% para inversores institucionales, y el 50% para los restantes.

Este segundo canje significó un notable éxito para el país, ya que permitió ordenar el 92% de su deuda (sumados los canjes de 2005 y 2010).

A pesar de que todavía quedaba un 8% de la deuda sin resolución, la mayoritaria adhesión voluntaria significó una muestra de confianza a la propuesta de repago.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados