Herramientas de Política monetaria

Compartir con...

Los objetivos que el Banco Central debe cumplir como parte de sus funciones, como ejecutor de la política monetaria de la economía, son conseguidos a través de determinadas herramientas.

Objetivos del Banco Central

El Banco Central tiene una serie de objetivos finales, que en general son:

  1. La defensa de la moneda
  2. La estabilidad y solvencia del sistema financiero.

Herramientas de política monetaria

Para poder alcanzar esos objetivos, puede trabajar sobre tres ejes:

Herramientas de política monetaria
  1. Mantener la adecuada relación entre la cantidad de dinero en circulación con el nivel de crecimiento económico.
  2. Regular el nivel de las reservas de los bancos
  3. Arbitrar en la tasa de interés del mercado


Para lograrlo, el Banco Central puede realizar las siguientes operaciones:

  1. Colocaciones de fondos en el mercado abierto
  2. Modificar la tasa de encaje legal
  3. Realizar operaciones de descuentos

Operaciones de mercado abierto


Este es actualmente el principal instrumento utilizado. El Banco Central coloca títulos de deuda pública, como letras y bonos del Gobierno, o títulos del propio banco, como las letras en moneda nacional o las letras de regulación monetaria (LRM).

Si en cierto momento se diagnostica que la inflación está aumentando por encima de los parámetros esperables en los últimos meses, la política a seguir será la de reducir la cantidad de dinero en circulación.

Para lograr este objetivo intermedio, el Banco Central sale a vender letras al mercado abierto. Cuando los particulares, generalmente intermediarios financieros, compran las letras, le entregan dinero al Banco Central.

De esta forma, esos billetes ya no circulan más, con lo que la cantidad de dinero disminuye.

Fijación de la tasa de encaje

Los bancos comerciales deben mantener un porcentaje de los depósitos recibidos, ya sea en efectivo o en el Banco Central. Si este último desea reducir la cantidad de dinero, elevará la tasa de encaje legal.

De este modo, los bancos comerciales pueden conceder menos préstamos, con lo que se reduce la creación secundaria de dinero.

Manipulando la tasa de encaje se limita la libertad de los bancos de crear dinero.

Este instrumento ha dejado de ser usado activamente en los últimos tiempos, pues causa grandes cambios en el volumen de los préstamos en el corto plazo.

Al cortarse en forma abrupta el financiamiento al sector privado, se podía entrar en una recesión.

Política de descuentos

El Banco Central puede otorgar créditos al resto del sistema bancario, por el que le cobra un interés, llamado tasa de descuento.

Si el objetivo es reducir la cantidad de dinero, el Banco Central aumentará la tasa de descuento, desalentando al resto de los bancos a que acudan a pedir financiamiento.

Si se quiere aumentar la cantidad de dinero, la tasa bajará y se podrán otorgar más préstamos a los bancos, los que a su vez podrán prestarlos; así se generará una nueva creación secundaria de dinero.

Este tipo de instrumento se ha usado poco, porque no existe una relación clara entre el manejo de la tasa y la creación secundaria de dinero.

En particular, los bancos comerciales tienen otras formas de financiamiento, más allá de solicitar préstamos a la Autoridad Monetaria.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados