Política Económica de Cristina Kirchner

Compartir con...
La presidencia de CFK

La política económica de Cristina Kirchner durante sus dos periodos, fue de carácter expansivo, tanto en lo fiscal como en lo monetario. Se puede diferenciar en dos etapas, de acuerdo a los resultados obtenidos:

  1. 2007 – 2011 Con Balanza de pagos positiva y equilibrio fiscal
  2. 2011 – 2015 Con Balanza de pagos negativa y déficit fiscal

Los Ministros de Economía de CFK

Los ministros de economía de Cristina Fernández de Kirchner fueron:

Martin Losteau
Carlos Fernández
Amado Boudou
Hernán Lorenzino
Axel Kicillof
10 de diciembre de 2007-25 de abril de 2008
25 de abril de 2008-7 de julio de 2009
8 de julio de 2009-10 de diciembre de 2011
10 de diciembre de 2011-20 de noviembre de 2013
20 de noviembre de 2013-9 de diciembre de 2015
Los Ministros de Economía de CFK

Martín Lousteau

  • Periodo: 10 de diciembre de 2007-25 de abril de 2008

Lousteau fue nombrado Ministro de Economía el 10 de diciembre de 2007, al iniciar el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

CFK con el Jefe de Gabinete y su Ministro de Economía

Recibió el ministerio luego de cinco años de crecimiento ininterrumpido y con las principales variables macro controladas, excepto la inflación que en 2007 llegó al 9 % anual. Su principal desafío será contener la suba de precios sin apelar a recetas ortodoxas que enfríen la economía, ya que el matrimonio presidencial se oponía a ejecutar este tipo de políticas económicas.

El objetivo era reducir el déficit fiscal, pero sin bajar el gasto, para cumplir con ese objetivo, el ministro de Economía, Martín Lousteau, anunció la serie de medidas dirigidas al sector agropecuario en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Fue el firmante del esquema de retenciones, que desencadenó el conflicto con las organizaciones patronales agropecuarias.

Retenciones Móviles

 El 11 de marzo de 2008, el ministro anunció la sanción de la Resolución 125/2008,​ estableciendo un nuevo sistema de retenciones móviles a la exportación, sujetando su aumento o disminución a la evolución de los precios internacionales.  Se incrementó la tasa de retención sobre la soja y el girasol, reduciéndose levemente las correspondientes al maíz y al trigo. 

La medida se relacionó directamente con los altos precios alcanzados por la soja en los mercados internacionales a partir de febrero de 2008, y la inminencia de su cosecha, a partir del mes de abril.

La norma, tenía multiuples errores. Uno de los más llamativos es que no distinguía entre pequeños y grandes productores, trataba a los chacareros igual que a los pools de siembra.

Además de tener un error técnico en el cálculo, que podría generar que las retenciones, dadas determinadas circunstancias superaran el 100 %.

Además de desincentivar el nivel de exportaciones argentinas, fuente principal de divisas de nuestro país.

Antecedentes

Las retenciones no fueron un invento de Néstor Kirchner,  fue Eduardo Duhalde quien llevó las retenciones  del 3,5 por ciento sobre la soja y el girasol al 13,5 y al 10 respectivamente. En julio del 2002 se elevaron al 23% para la soja y el girasol mientras que eran del 20% para el trigo y el maíz.

En 2007 Néstor Kirchner aumentó las retenciones hasta el 35% para la soja y 32% para el aceite 28 y 25 para el maíz.

La 125/08

Lousteau justificó la medida como una herramienta para enfrentar la crisis internacional que se veía venir, la otra opción sería reducir el gasto eliminando subsidios, lo cual no estaba no era aceptado por la presidente.

 A los precios del 11 de marzo del 2008, las retenciones para la soja y el girasol llegaban hasta el 44, 1% en promedio. Esta resolución no paso por el Congreso, después del voto No Positivo de Julio Cobos, con lo cual la posición del ministro quedo muy debilitada.

Como uno de sus últimos intentos, para disminuir la inflación, el ministro acercó a Cristina un plan con medidas para contener la escalada de precios. No sólo no recibió respuesta de la Presidenta sino que, por los medios, se enteró que el imprescindible era Guillermo Moreno.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, fue el encargado de reivindicar publicamente al Secretario de Comercio:

“Moreno tiene la difícil responsabilidad de ser el secretario de Comercio en un país muy difícil”

Florencio Randazzo, 2008
Lousteau / Moreno

Sin más margen para actuar en la política económica –no pudo arreglar el conflicto del Indec, provocó la crisis con el campo, no prosperaron sus medidas para contener la inflación– Lousteau presentó una renuncia indeclinable por intermedio de Alberto Fernandez.

Entre los motivos de la renuncia de Lousteau, se mencionaron las «diferencias» que había en cuanto a la «implementación de la política económica» y las «peleas públicas» de Lousteau con el secretario de comercio, Guillermo Moreno, en relación al campo.

Guillermo Moreno

Guillermo Moreno fue el Secretario de Comercio de Néstor y de Cristina.  Hombre de absoluta confianza de Néstor,  tenía más poder que el propio ministro de economía. 

Dentro de un contexto de gran confrontación y desconfianza, aparecerá en escena el conflicto del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y del Índice de Precios al Consumidor (IPC). La confrontación comenzará con la intervención del Instituto por la Secretaria de Comercio Interior en enero de 2007 alegando negativa de la directora (Graciela Bevacqua) a informar sobre las fuentes de información usadas para la confección del IPC.

Este conflicto empeoró por la posterior elaboración por las nuevas autoridades de un nuevo IPC aparentemente improvisado, que subestimaba la inflación real. El 1 de febrero de 2013, el Directorio ejecutivo del FMI emitió una declaración de censura contra Argentina por su incumplimiento de la obligación de suministrar datos imprecisos sobre el IPC y el PBI.

La justificación durante la era K,  de que la intervención del Indec,  se explicaba por la intención de pagar menos deuda a los acreedores externos,  es desmentida por Roberto Lavagna y Amado Boudou,  quiénes según el libro: “Es la eKonomía estúpido”, del periodista Maximiliano Montenegro afirman qué:

Durante la era K se terminará pagando más servicios de la deuda por los bonos atados al crecimiento económico que el Indec de Moreno sobreestima que lo que se ahorra por los bonos indexados por inflación qué el Indec subestima.

Roberto Lavagna

Carlos Fernández

Período: 25 de abril de 2008-7 de julio de 2009

Fue reemplazado por Carlos Fernández, un técnico económico de baja exposición mediática, y de confianza del matrimonio K.

En noviembre de 2008, implementa políticas fiscales como una moratoria impositiva,  blanqueo y repatriación de capitales; créditos públicos al consumo y la producción a bajas tasas de interés y un Plan de Obras Públicas de 21.000 millones de dólares.

Guillermo Moreno, en cambio, seguirá actuando como fuerza de choque en problemas de comercio, industria y energía, mientras Julio De Vido continua al frente del área de la inversión pública y las tarifas, lo mismo que Ricardo Jaime en transporte. 

Todos ellos responden verticalmente a NK, quien, vale recordarlo, también ha tomado a su cargo varias misiones específicas. Algunas técnicas, como monitorear diariamente los movimientos de la caja fiscal o la evolución de las reservas y el tipo de cambio. 

Amado Boudou

Aníbal Fernandez, Jefe de Gabinete – Amado Boudou Economía

Periodo: 8 de julio de 2009-10 de diciembre de 2011

En diciembre de 2008, cuando fracasó en el Congreso la aprobación de la resolución 125 que iba a aumentar las retenciones a la soja que en ese momento se aproximaba a USD 600 por tonelada, comenzó a gestarse el destino de las AFJP.

En octubre de 2009 el ministro de economía Amado Boudou anunció la reapertura del canje de 20 000 millones de dólares de deuda para los holdouts, que son aquellos que no aceptaron la propuesta de reestructuración en 2005. 

El 28 de octubre de 2011 anunció las regulaciones sobre compra de dólares, denominadas por sus críticos como «cepo al dólar». ​A partir de esta medida las compras de moneda extrajera debían ser autorizadas por la AFIP luego de corroborar la capacidad contributiva del solicitante.

Estatización de las AFJP

En 2008, Amado Boudou fue nombrado presidente del ANSES. Desde allí desempeñó un papel decisivo en la reestatización del sistema de jubilaciones y pensiones, revirtiendo la privatización realizada durante la presidencia del peronista Carlos Menem y que diera origen al sistema de las AFJP.

La propuesta de Boudou fue aceptada  por la presidenta, dando lugar al envío al Congreso de un proyecto que se transformó en la Ley 26.425 el 19 de noviembre de ese año. 

Fondos de Garantía de Sustentabilidad

La reforma del sistema previsional argentino, una ley que implicó la desaparición de la jubilación privada y las AFJP y la extraordinaria transferencia al Estado Argentino. 

Los fondos de la AFJP pasaron a integrar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. Fueron $98 mil millones, casi USD 30 mil millones, que antes estaban volcados a engrosar el Sistema Financiero.

El FGS es un fondo de reserva administrado por la ANSES que posee un patrimonio de afectación específica. Está compuesto por activos financieros de diversa índole tales como títulos públicos, acciones de sociedades anónimas, plazos fijos, obligaciones negociables, fondos comunes de inversión, fideicomisos financieros, cédulas hipotecarias, préstamos a provincias y a beneficiarios del SIPA.

Este FGS fue utilizado por los distintos gobiernos, para colocar deuda pública, que luego refinancia…

Asignación universal por hijo. AUH

El 29 de octubre de 2009 Cristina Kirchner firmó el decreto 1602/09,  implementando la asignación universal por hijo.  

Por entonces la asignación era de $180 por mes para hijos desde su ocupados y trabajadores en negro,  en mensual fija no remunerativa que la anses abona a cada hijo menor de 18 años o con discapacidad sin límite de edad a las familias que no cuenten con cobertura social y que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Cómo contraprestación deben ser escolarizados y cumplir estrictamente el calendario de vacunas.  Se implementó un sistema de cobro a través de tarjetas de débito que evita el clientelismo o la intervención discrecional de los gobiernos municipales provinciales o el nacional.

En 2011 fue complementada con la Asignación Universal por Embarazo otorgable a partir de la duodécima semana de gestación.

 En 2012 la presidenta aseguró que la medida alcanzaría a 3.600.000 niños jóvenes y embarazadas.

Amado Bouduou dejo su cargo de Ministro de Economía, para asumir como vicepresidente.  

Hernán Lorenzini

Período: 10 de diciembre de 2011-20 de noviembre de 2013

Durante el periodo que Lorenzini ocupo el cargo, las variables macroeconómicas fueron deteriorándose por la perdidas de las ventajas externas. Su falta de peso especifico y el crecimiento de la figura de Guillermo Moreno, lo llevaron a un plano figurativo como Ministro de Hacienda.

Axel Kicillof, como Secretario de política económica, presentó en junio de 2012, el Programa de Crédito Argentino para la vivienda única familiar, PRO.CRE.AR Bicentenario. Estos créditos se financiaron el el FGS.

Dicho plan preveía la entrega de créditos para la construcción de 400 000 viviendas hasta 2015. Los objetivos eran atender las necesidades habitacionales de los argentinos y paralelamente impulsar la actividad económica a través del incentivo a la construcción.

Le permitió el acceso a su vivienda propia a numerosas personas de clase media.

Axel Kicillof

Período: 20 de noviembre de 2013 – 10 de diciembre de 2015

El designado Ministro de economía, en reemplazo de Lorenzini, era un cuadro de la Cámpora, con ideas Keynesianas y al cual no se le reprocho nunca una causa de enriquecimiento ilícito, ni aun en los medios. Defendió a raja tabla las políticas expansivas, con un estado intervencionista.

Políticas expansivas, monetarias y fiscales

Cristina Fernández de Kirchner adoptó la política de depreciar la moneda a un ritmo menor que la inflación, al tiempo que mantenía la política fiscal expansiva, que ya había inaugurado Néstor Kirchner: el congelamiento de las tarifas domiciliarias de los servicios públicos y del transporte, sobre todo en el área metropolitana, junto con el aumento del gasto público.

Evolución PBI Argentina

En principio se podría decir, de manera algo esquemática, que la apreciación cambiaria afectó al sector externo, cambiando el sentido del saldo de la balanza de pagos, de positiva a negativa y que el atraso tarifario de los servicios y la energía, afectó las inversiones en infraestructura.

Presentamos la evolución del PBI durante la economía K, teniendo en cuenta la manipulación del INDEC durante estos periodos:

El concepto de «enfriar la economía» no iba a ser aplicado durante los 12 años de gobierno K. Están ideológicamente en contra de utilizar las políticas anticíclicas que se utilizan en el resto de las economías abiertas capitalista.

La Inflación

Inflación 2007 – 2015 (IPC Congreso)

Después de que el kirchnerismo logró sus mayores réditos políticos sobre la base del alto crecimiento económico y la reducción del desempleo, es difícil hacerle entender lo que dicen los libros de economía. O sea, que si sigue impulsando la demanda por encima de una oferta interna que ya casi no tiene capacidad ociosa, el resultado es mayores presiones inflacionarias.

Que, a su vez, resultan cada vez más complicadas de manejar con precios relativos distorsionados por subsidios a granel, alto gasto público, congelamiento de tarifas, intervenciones en los mercados y su correlato de mayor puja por el ingreso. 

Aun así, el gobierno de CFK ha adoptado internamente una decisión importante, aunque tácita: no indexar el tipo de cambio, ni desdoblar el mercado cambiario, para no agregar combustible a la inflación.

Sin embargo, la inflación es imparable y terminamos el 2008 con un IPC del 23 %. La recesión 2009 generó un baja del IPC a niveles del 14.8 % anual, mientras que el Indec estableció oficialmente un 7.7 %.

Números Duros

AñoVariación PBI (%)Inflación (%)Balanza de pagosDeuda Pública (*)Gasto Público % Saldo PresupuestarioReservas
2007925.7  2.3     176.87029,55%2.18244.860
20084,123  2.3     179.133  30,76%1.28646.072
2009-5,914.8  2.3    182.621  34,52%-6.14747.072
201010,125.7  1.4    181.621  33,36%-5.92451.896
2011627.9  -8.0   197.154  34,90%-14.50446.062
2012125.2  -5.0    216.920  36,82%-17.49345.238
20132,427.9    -13.5      223.439  37,60%-19.90230.799
2014-2,538.5    -7.9      239.326  38,85%-23.99928.911
20152,727.8 240.665  41,37%-38.56625.768
Fuente: Chequeado.com / Bco. Mundial /y El INDEC. IPC Congreso – En la deuda pública se incluye capital, mora, intereses y compensatorios estimados por impagos. 

Números Duros

Antes del primer gobierno de Néstor Kirchner en 2003, el país superaba una de sus peores crisis económicas de la historia, y más del 17% de los argentinos no tenía trabajo.

El kirchnerismo logró reducir esa cifra a menos del 7%, según los datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) (cuestionables).

El gobierno afirma haber creado unos 6 millones de puestos de trabajo durante la era K. Aunque la mayor parte de esos puestos fueron en el sector público y representan una pesada carga para el Estado, como se puede ver en el cuadro, donde el Gasto publico se incrementó considerablemente.

Reforma impositiva pendiente

 La idea progresista de que paguen más los que más ganan NO se cumple en la Argentina.  El IVA qué se tributa sobre todos los consumos se mantuvo en el 21%.

 El impuesto a las ganancias se mantiene para todos los empleados en relación de dependencia que perciben ingresos por encima del mínimo no imponible.  al no actualizarse el mínimo no imponible Al mismo nivel que la inflación las personas comprendidas Dentro de este impuesto son cada vez mayores,  lo cual le resta progresividad al impuesto.

No aumentar la escala de la conocida con el nombre de tablita de Machinea tiene como consecuencia la falta de progresividad en el aumento de la alícuota de acuerdo a los montos establecidos en esta tablita.

Ley de coparticipación pendiente

 Todas  la provincia se quejan por distribución de la vieja ley de 1983,  sin embargo no se ponen de acuerdo al momento de modificarla en el congreso.

 De esta manera el gobierno nacional utilizó está política para disciplinar y subordinar a las provincias.  el estado nacional asigna de manera discrecional las obras públicas ya que conserva la potestad de apoyar a los gobernadores o ahogar financieramente a los que no la apoyen.

 Hermes Binner por Santa Fe José Manuel de la Sota por Córdoba recurrieron a la Corte Suprema para exigir mayores remesas nacionales a sus provincias que habían sido perjudicadas en el reparto, en particular desde el Año 2006, cuando se le hizo un recorte del 15 % de sus ingresos por parte del Gobierno nacional. 

El fallo de la corte recién salió en noviembre 2015. Once años después. Daba un plazo de 120 días para acordar con las provincias la forma de pago de lo acumulado durante esos once años.

“Tomando el presupuesto 2016, el 15% que se les detrae al conjunto de las provincias asciende a $ 73.000 millones” (aproximadamente 5.000 millones de dólares) . Ese es el impacto potencial en las arcas de la ANSES. Por año.

Investigador de CIPPEC – Walter Agosto

El atraso tarifario

Desde el año 2010, los precios internacionales de la energía aumentan drásticamente, y dados los desincentivos de las compañías locales productoras de combustibles por regulaciones en el precio local, por el congelamiento tarifario (dispuesto por la Ley de Emergencia Económica 25.561 en enero 2002 y sus múltiples prorrogas) y los amplios subsidios distorsivos tanto para consumidores como productores, la producción no alcanza a abastecer la demanda interna y se sostiene la importación de combustibles a precios elevados. 

Gasto Público Nacional – Subsidios en % del PIB

Es pertinente recordar que los precios de la energía en dólares nunca estuvieron tan altos como en ese período.

Durante este trienio, los combustibles superan el 20% de las importaciones de mercancías y rompen un récord de 72,126 millones de dólares, en promedio. Para el año 2013, tal déficit llega a ser de 6,900 millones de dólares.

Esta distorsión de los precios relativos, con el objetivo de contener la inflación, genera, además del problema de falta de inversión e inflación estructural futura, un daño ambiental, ya que las energías verdes, en general, con más caras que las fósiles, pero no se incentiva a su reemplazo, justamente por la existencia de estos subsidios.

Pobreza e Indigencia

Durante las dos gestiones de Cristina Fernández –entre diciembre de 2007 y diciembre de 2015–, en un marco de gran aceleración del gasto público, con un Estado sobredimensionado y financiación no genuina de subsidios económicos y planes sociales, el nivel de pobreza cayó levemente debajo del 30% de la población. El nivel de indigencia se redujo a la mitad, representando el 5% de la población y la tasa de desempleo (a pesar del empleo estatal masivo y en parte artificial) prácticamente no se vio afectada.

Aumento de las personas con acceso a la Jubilación

Jubilados

Uno de los elementos que indudablemente colaboró a disminuir el nivel de pobreza fue el acceso a jubilaciones a más de 3 millones de personas que no habían realizado los aportes correspondientes a la Caja.

Este régimen de jubilación fue realizado en el año 2015.

Concentración económica

 La ley de promoción Industrial 26360 otorga un tratamiento especial a las inversiones de capital y obras de infraestructura. Cinco empresas concentraron el 77% de los beneficios impositivos: Aluar  54% Techint 11% Cargill 5% Molinos 4% y Aceitera general Deheza 3 porciento.

 Sabbatela, ex titular de la comisión de defensa de la competencia revela que la mayoría de los mercados de consumo masivo están concentrados

  •  en galletitas saladas dos empresas venden el 77%
  •  Dos empresas concentran el 73 % en galletitas dulces
  •  en leche fluida dos empresas tienen el 66% de la producción
  •  ventas minoristas de consumo masivo en cada tres supermercados factura en el 81%
  •  en cerveza dos empresas facturan el 81% de lo que se elabora

 y así podríamos seguir

Evolución de la Deuda Pública 

La combinación de una reestructuración de deuda inconclusa, la de 2005, con el nuevo default de 2007, le cerró al gobierno las puertas de un financiamiento fuera del mercado local.

Uno de los pocos países “aliados” y colaborador económico de la Argentina fue Venezuela, debido a la estrecha relación entre la familia Kirchner y Hugo Chávez, el entonces presidente de Venezuela. Sin embargo, las operaciones fueron disminuyendo con el tiempo y generaban tasas de interés altas, cercanas al 16% (igual que las pagadas por Cavallo durante el “Megacanje” en 2001) para el año 2008. 

De allí la importancia de la estatización de los fondos de las AFJP.  El 9 de octubre de 2009, Amado Boudou, por entonces Ministro de Economía, anuncia la reapertura del canje de 20 mil millones de dólares de deuda para los holdouts que no habían aceptado las condiciones de 2005.

El Gobierno de Cristina Fernández recurrió principalmente a la emisión monetaria para financiar los desequilibrios fiscales, primero removiendo a Martín Redrado del Banco Central en 2010, y posteriormente modificando la carta orgánica de la autoridad monetaria para permitir aún más financiación del Tesoro.

Pero incluso con el profundo financiamiento monetario, el kirchnerismo también tuvo que recurrir al incremento de la deuda público. Entre 2005 y 2015 la deuda pública total pasó de los US$ 128.629 millones a los US$ 222.703 millones, un aumento por US$ 94.073 millones.

Una parte superlativa del endeudamiento se concentró en la captación de crédito local, es decir, deuda interna

Política Monetaria

Tipo de Cambio, Reservas y Balanza de pagos

En un contexto de un tipo de cambio de flotación rigida, si se quiere evitar una posible devaluación, dado que ante la emisión de dinero los agentes demandarán divisas o, alternativamente, una mayor tasa para quedarse en la moneda local, la Autoridad Monetaria deberá: 

  • 1) elevar la tasa de interés de referencia para incentivar que los agentes se queden en pesos o
  • 2) vender divisas, fomentando una mayor oferta cambiaria, y una menor cotización del peso más débil al dólar. 

La política monetaria vigente en ese momento no tendía a hacer políticas contractivas ya que, en primer lugar, estaba emitiendo dinero, y las tasas de interés eran negativas. Lo que quiere decir que si la inflación es del 22 % anual, la tasa de un plazo fijo esta por debajo de esos números. El objetivo de esta decisión es la de favorecer el consumo, en lugar del ahorro.

Reservas BCRA

La idea del gobierno era la de mantener el tipo de cambio bajo, para frenar el aumento de precios. Esto es sostenible, mientras tengas superávit en la Balanza de pagos, situación que se dio en nuestro país hasta 2010 inclusive, aunque se perdió la posibilidad de hacer un Fondo anticíclico, o de aumentar el nivel de reservas a un nivel que permita estabilidad externa y cobertura de reservas internacionales.

Entre 2011 y 2015, esos superávits se transformaron en déficits y el dólar caro se convirtió, cepo mediante, en un tipo de cambio muy atrasado.

 En este sentido, la divisa había llegado a diciembre de 2015 incluso por debajo de los niveles de la convertibilidad -y con una mayor presión impositiva, lo que complicaba todavía más la competitividad. Cuando se complica la competitividad, se complica la balanza de pagos, y en el caso de Argentina, cuando eso sucede, la reserva del BCRA baja, y terminaos con algún tipo de control de cambios.

El Cepo

El surgimiento del denominado “cepo” cambiario ocurre cuando la Administración Federal de Ingresos Públicos (“AFIP”) –recolectora de los impuestos nacionales– debe autorizar las solicitudes de compra de divisas en el país en octubre de 2011, a cargo de Axel Kicillof como Ministro de Economía, y Mercedes Macro Del Pont.

Tipo de cambio real

Para febrero de 2012, las empresas que necesitan dólares para girar al exterior (por importaciones o por giro de utilidades), deben ser autorizadas por el BCRA. Una forma de intentar proteger el nivel de Reservas del BCRA.

En mayo de 2012, el límite de compra en concepto de ahorro en el mercado cambiario pasa de 40% al 25%. Más aún, en junio del mismo año se elimina la opción de comprar “oficialmente” dólares para el ahorro personal.

La escasez de dólares en el BCRA, obligó al gobierno a aplicar controles sobre el dólar y las importaciones.

En el 2014, queda claro que las restricciones impuestas en el mercado cambiario permitieron posponer el ajuste del tipo de cambio oficial que se atrasó frente a la inflación.

En Octubre de 2014, Axel Kicillof implemento un sistema de percepciones al dolar ahorro, a cuenta de ganancias y bienes personales.

Consecuencias del Cepo

Si bien está comprobado que el Tipo de Cambio Real (TCR) juega un papel preponderante en los ciclos de Stop & Go en la Argentina, seguimos tropezando una y otra vez con la misma piedra.

Fuga de capitales

Ya sea con financiamiento externo y/o aplicando controles de capitales, en las últimas décadas nuestros gobernantes (de derecha, de izquierda, de facto o democráticos) cayeron en la trampa del atraso cambiario.

Luego de un periodo de crecimiento prolongado, la teoría y práctica macroeconómica sugiere suavizar el crecimiento del PBI vía consumo, para evitar la inflación. En cambio de consolidar el desarrollo a partir de la una visión estratégica (infraestructura, acumulación de conocimiento, inversión reproductiva, etcétera), las autoridades sacrificaron la estabilidad macroeconómica en pos del consumo.

En términos políticos la apuesta tuvo muchos réditos: en 2015 el kirchnerismo va a cumplir doce años al frente del Poder Ejecutivo. Sin embargo, en el plano económico se acumularon desequilibrios (2007-2011) que nos llevaron a la instauración del cepo para prolongar un esquema insostenible y regresivo signado por estancamiento con inflación elevada.

El fenómeno de la Formación de Activos Externos (“FAE”)

En el año 2011, las restricciones impuestas para acceder a las divisas y los constantes cambios en las “reglas del juego” generan mayores distorsiones para el sector exportador e importador en la Argentina.

Al mantener el tipo de cambio nominal atrasado (impulsado por el “cepo” cambiario y la creciente tasa de inflación) y al monetizar el déficit fiscal, se genera una apreciación real de la moneda importante en los siguientes años. Esto provoca desincentivos a la exportación, pues los exportadores deben liquidar sus productos a un nivel de tipo de cambio sobrevalorado mantenido por el gobierno

Fuga de Capitales

Desde el 2010 hasta el 2015, la cuenta corriente presenta valores negativos, que son explicados por la caída del resultado del balance de comercio y la creciente FAE. Entonces, al momento de considerar la relación entre déficit fiscal y de cuenta corriente es definitorio el resultado de la “fuga de capitales»

La fuga de capitales parece ser un «patrimonio nacional» de los gobiernos argentinos de las últimas décadas.

Durante los doce años en que gobernó el kirchnerismo (desde el 2003 hasta el 2015), se fugaron uSs102.159 millones del paísDe este montola mayor parte fue durante el primer mandato de Cristina Kirchneru$s70.135 millonesSe trata de una cifra similar a la que se fugó durante los cuatro años de gestión de  Mauricio Macri.

La venta de dólar futuro

El BCRA realizó hasta el mes de octubre de 2015 contratos por una «posición abierta» de U$S 15 323 millones, con vencimiento a marzo de 2016 al valor de $ 10,65.​ El valor del dólar promedio para el año 2016 previsto por la Ley de Presupuesto de 2015 era de $ 10,65.

En ese momento podía hacerse la misma operación en la bolsa de Nueva York por $15 (un valor 50% superior al cuestionado), siendo este el principal motivo de la denuncia, la que aduce que una operación de futuros se rige por los valores de mercado.

Conclusiones

Finalizado el período de 12 años de kirchnerismo, el siguiente gobierno debe enfrentar los siguientes desafíos:

Inflación

  1. Corregir el desajuste de los precios relativos.  El atraso en el costo de la energía, los subsidios al transporte, el alto costo de la logística a nivel local, los precios regulados que alcanzan a algunos sectores, como alimentos o productos importados a un valor del dólar oficial, mientras que otros siguen la lógica del libre mercado. El precio que pagan los particulares, de las tarifas de energía y transporte oscilan entre el 10 al 15 %. El resto son subsidios.
  2. El atraso cambiario del dólar oficial y la emisión monetaria que financia el déficit fiscal.
  3. Altos Índices de inflación residual.

Reservas

  1. Bajo nivel de Reservas en el BCRA. De los u$s 25.000 millones de Reservas brutas, en diciembre 2015, si descontamos los encajes, los swap con China, deuda a importadores  y préstamos a organismos internacionales, las reservas eran cero.
  2. Cepo y Tipo de cambio oficial atrasado. Brecha del 50 % aproximadamente.
  3. Operación de Dólar a futuro por u$s 15.000 millones de dólares a futuro.

Video sobre Política económica de Cristina Kirchner

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados