Por qué fracasan todos los gobiernos

Compartir con...

En el libro de Sergio Berensztein y Marcos Buscaglia, sobre por qué fracasan todos los gobiernos, esta basada en «Por qué fracasan los países», obra del 2012, escrita por los economistas Daron AcemogluJames A. Robinson.

El libro de Acemoglu hace referencia a la necesidad de una fortaleza institucional, alternancia del sistema político electoral y alejarse de los sistemas economicos extractivos.

Son sistemas económicos extractivos aquellos que basan sus ingresos mayoritariamente en un solo elemento. En el caso de Venezuela, sería el petróleo, o en el caso de Argentina, el complejo agropecuario.

Los paises fracasan desde lo económico, debido a las instituciones extractivas, que deben transformarse en inclusivas.

Acemoglu Robinson

Acemoglu y Robinson respaldan esta conclusión con varios siglos de historia que soporta su tesis. Mientras los sistemas politicos que sostienen instituciones economicas extractivas, consolidan las diferencias de clases, lo contario sucede con las inclusivas.

Cambios institucionales

Para que se genere esta transformación económica, deben generarse cambios en tres aspectos:

  • Regimen electoral. Régimen político.
  • Sistema de control y funcionamiento del estado.
  • Sistema de coparticipación federal.

1. Sistema político y régimen electoral

por qué fracasan todos los gobiernos
Por que fracasan todos los gobiernos

Los distritos electorales: sobrerrepresentacion de provincias chicas. La baja calidad democrática de muchas provincias se pone de manifiesto en las enormes ventajas con que los oficialismos corren en las elecciones provinciales.

En el libro de Acemoglu, se establece la necesidad de un sistema político que permita la alternancia de poder real entre los distintos partidos politicos que buscan llegar al gobierno.

En Argentina, sabemos que desde 1983, recién el gobierno de Mauricio Macri fue el primero en terminar su mandato sin ser del partido peronista. Esta realidad muestra la falta de alternancia real del poder político.

El mecanismo de la lista sábana favorece ocultar a candidatos impresentables. Solo en CABA, Santa Fe y Córboba tienen en funcionamiento el sistema de boleta única, que  es un instrumento de votación que muestra toda la oferta electoral de un distrito en un solo papel, y es aquel al que se debe aspirar para mejorar la calidad institucional.

2. Sistema de control y funcionamiento del estado

Argentina es el país con mayor empleo público de america latina. En las últimos décadas, desde la llegada al poder del kirchnerismo, se aumento el empleo y gasto publico, con el objetivo de generar mayor clientelismo y dependencia política.

Este sistema clientelar se ve afianzado con la falta de instituciones sólidas, como es el caso de la pérdida de poder de la justicia.

La justicia

El poder judicial es la base del sistema republicano de división de poderes. Su organismo de mayor peso es la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Cuanto mayor sea su independencia del poder poítico de turno, mayor es el grado de institucionalidad de una sociedad.

Cuando a través de la manipulacion de su estructura, se quiere modificar su normal funcionamiento, como lo fue durante la presidente de Menem, con el nombramiento de la mayoría automática de la corte, peor es el grado de transparencia de una sociedad.

Organimos de control

  • El defensor del pueblo
  • La Auditoría General de la Nación
  • La Oficina anticorrupción
Por que fracasan todos los gobiernos
Organismos de control

La Defensoría del Pueblo, única Institución Nacional de Derechos Humanos reconocida por Naciones Unidas en Argentina, es un órgano independiente cuyo fin es la promoción, protección y defensa de los Derechos Humanos (Artículo 86 de la Constitución Nacional).

El Defensor del Pueblo es designado y removido por el Congreso de la Nación con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de cada una de las Cámaras. El mismo durará en su cargo cinco años.

La Auditoría General de la Nación (AGN) de Argentina es un organismo del Estado nacional que asiste técnicamente al Congreso de la Nación Argentina en el control externo del sector público nacional. Fue creada en 1992 por la ley n.º 24 156, sustituyendo en dicho rol a la Sindicatura General de Empresas Públicas (SiGEP) creada en 1978.

La Oficina anticorrupción, es un organismo desconcentrado dependiente del Poder Ejecutivo de Argentina, el cual se encuentra a cargo de un Secretario de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción.

Se encarga de investigar y perseguir casos de corrupción política,  en el ámbito de la Administración Pública Nacional centralizada y Descentralizada.

3. La discrecionalidad en el manejo de los fondos

La coparticipacion federal

La arbitrariedad en el manejo de los fondos por parte de la Nación, en beneficio de algunas provincias, de acuerdo al color político de los gobernadores, es una situación que se viene reiterando en Argentina, desde que fue sancionada la Ley de Coparticipación Federal de 1988.

Para modificar esta distribución de porcentajes, todas las legislaturas provinciales tienen que estar de acuerdo con los nuevos porcentajes, por lo que es una tarea casi imposible, aunque la Constitución de 1994 ya había planteado la necesidad de establecer un nuevo régimen antes de 1997, cosa que nunca se hizo.

En otros países federales depende de la población, pobreza o indicadores objetivos, cosa que en Argentina no sucede.

Las provincias manejadas por la oposición reciben muchos menos recursos para obras públicas que las controladas por la coalición de gobierno. Así es que la distribución de estos recursos no sigue criterios de eficiencia ni de equidad.

El gobierno central aumentó su poder frente a los gobernadores, debido al crecimiento de los recursos fiscales no coparticipados, y como forma de presión, para conseguir determinadas leyes o hasta para conformar una lista electoral provincial.

En definitiva, el progreso no está basado en riquezas naturales, ni en un programa económico determinado, ni en un líder que “nos salve”. El progreso depende de la capacidad que muestre nuestra sociedad, en dar el siguiente paso en la construcción de la democracia,  pero con  instituciones sólidas.  

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados