La segunda crisis del petróleo 1979

Compartir con...

La recesión de principios de 1980 fue una severa crisis económica que afectó a gran parte del mundo desarrollado a fines de los años 70 y principios de los 80, producto de la segunda crisis del petróleo de 1979.

Sus efectos no fueron tan duraderos en Estados Unidos y Japón, pero el alto desempleo continuó afectando a otros países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) hasta al menos 1985.

Sus orígenes se remontan a la crisis del petróleo de 1973 y la crisis energética de 1979. Hasta entonces, fue la recesión más profunda desde el período de posguerra.

Los dos grandes latigazos del mercado del crudo (de 1973 y 1979) pusieron de rodillas a las economías industrializadas y dispararon las cifras de desempleo de las grandes potencias hacia niveles alarmantes.

La crisis de Irán  

A finales de la década de los setenta, el precio del crudo ya se situaba alrededor de los US$30, pero aun faltaba algo peor.

En Irán, un cambio de régimen colocó en el poder al ayatolá Jomeini, que forzó una renegociación con las petroleras extranjeras en el país. La inestabilidad en Irán, entonces segundo productor mundial de crudo, resultó en una caída de 3,5 millones de barriles al día.

Segunda Crisis del Petróleo 1979
La Segunda Crisis del Petróleo 1979



Los precios siguieron escalando y en 1980, cuando Irak, bajo órdenes de Sadam Husein, decidió atacar a Irán, el precio del crudo subió hasta los 34 dólares.

La guerra hirió la producción petrolera de ambos países, con un desplome de 3,3 millones de barriles en el abastecimiento a la economía mundial.

Al final de 1980 el precio del barril era diez veces más caro que a principios de 1973. El resultado fue un brusco frenazo en la economía mundial. El crecimiento mundial descendió hasta el 0,4% en 1982.

parte del efecto de la demanda creciente, el nuevo choque petrolífero de finales de los setenta estuvo motivado por la fuerte inestabilidad en la región que producía la mayor parte de petróleo consumido por el mundo y cuyo flujo principal procedía del cuello de botella del estrecho de Ormuz.

La revolución blanca del sha, la posterior revolución iraní y la Guerra entre Irán e Iraq fueron factores que contribuyeron de forma decisiva a que el precio del petróleo alcanzara a fines de 1981 los 34 dólares por barril.

Primera guerra del Golfo. A partir de 1985, el precio del crudo comenzó a caer como resultado del descubrimiento y explotación de nuevos yacimientos de crudo y el exceso de suministro por parte de la OPEP.

Después de un lustro relativamente sosegado en los mercados petrolíferos (el precio se desplomó y mantuvo por debajo de los US$ 20), la primera guerra del Golfo disparó el precio del crudo por encima de los US$ 40 el barril.

El precio del petróleo se multiplicó por 2,7 desde mediados de 1978 hasta 1981.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados