La historia del dinero

Compartir con...
La Historia del dinero
La Historia del Dinero.

Desde los comienzos de la historia los seres humanos han utilizado el dinero para realizar los intercambios. Esta evolución esta relacionada con la de los Bancos.

Inicialmente se utilizó como dinero cualquier mercancía considerada valiosa, portable, divisible y escasa, con la condición de que la sociedad tuviera confianza en que iba a ser aceptada como medio de cambio.

El tipo de dinero utilizado y la evolución de los Bancos, han ido de la mano, veamos un poco de historia.

Dinero Mercancía

Dinero Mercancía

Dependiendo de las culturas, los bienes utilizados fueron diversos: conchas, ganado, arroz, metales o sal. Precisamente la sal, imprescindible para la conservación de los alimentos, se usó durante el Imperio Romano para pagar a los soldados, surgiendo la palabra «salario».

Entre las mercancías usadas como dinero, pronto destacaron los metales por su idoneidad, especialmente el oro y la plata. Y la incomodidad de pesar el metal en cada transacción dio origen a la acuñación de monedas, cuyo sello garantizaba la fiabilidad de su peso.

Monedas Chinas

El valor de las monedas coincidía con el valor del metal que contenía. Las primeras monedas de las que se tienen conocimiento datan del mesolítico en China, unos 5.000 años antes de nuestra era.

La gente en la antigüedad creía que el cielo es redondo y la tierra es cuadrada, es una de las razones de que la moneda de cobre tiene la forma redonda y un agujero cuadrado en el centro, por ese agujero, se pasaba un hilo, con el cual se ataban todas las monedas. (Un tema de practicidad también).

Además, los lingotes de plata y lingotes de oro también se encuentra en la antigua China, y el uso de las monedas de plata fue a partir de finales de la dinastía Ming (1368-1644).

Dinero Fiduciario

Nuevamente China, en el año 800 DC fueron los primeros en inventar la moneda de papel y los primeros bancos, que guardaban el oro y entregaban letras de cambio. En Europa, durante la Edad Media apareció el dinero papel, que supuso otro gran avance para el comercio.

Fueron los orfebres, que custodiaban los metales preciosos, los que iniciaron esta práctica: a cambio del oro que recibían en custodia, entregaban a los depositantes un recibo de papel que garantizaba su devolución en cualquier momento.

En buena parte, como resultado del peligro de robo, nació la practica de colocar lingotes preciosos y monedas en custodia de los orfebres.

Letra de Cambio

Los comerciantes rápidamente se dieron cuenta de que era más cómodo entregar estos recibos como pago de sus compras que transportar el metal, por lo que su uso se generalizó. Los orfebres, por su parte, hicieron un importante descubrimiento: la gran mayoría de las personas no retiraba su oro de las cajas fuertes, sino que intercambiaba los recibos en sus transacciones.

Esta observación les llevó a crear más recibos que el oro que tenían acumulado, con el fin de obtener más beneficios pero con el consiguiente riesgo para los propietarios del oro.

En definitiva el dinero fiduciario (el termino proviene del latín confianza), dependía de confianza del emisor, y al ser subjetivo el valor del dinero, fueron aumentando paulatinamente los conflictos entre las partes.

La Banca en Europa

Los Templarios

En su origen los templarios fueron una orden religiosa que surge después de la primera cruzada (1099) para proteger a los peregrinos que entonces empezaron a ir a visitar Jerusalén desde todas las partes de Europa.

Se trataba de una peregrinación que exigía muchísima financiación y alto nivel de riesgos. Para mitigar estos riesgos, los templarios fueron desarrollando una potente red de, digamos, sucursales por Europa, -por ejemplo, en Londres, la Temple Church–, donde los peregrinos podían depositar los fondos para su aventura a cambio de una carta de crédito que les permitía el correspondiente desembolso de los mismos en cualquiera de las otras, digamos, oficinas.

Estas cartas de crédito eran una forma de Dinero.

Se trataba de un banco privado, propiedad del Papa, entonces en permanentes luchas y alianzas con los demás poderes terrenales de Europa, y gestionado por una orden que había hecho voto de pobreza. Una especie de Goldman Sachs de la época medieval, pero gestionado como si fuera un Monte de Piedad.

Hasta su disolución en 1312, la Orden del Temple era la principal entidad financiera del mundo. Explorar los orígenes de los templarios es también explorar los orígenes de la Banca.

El origen de los bancos europeos

Más tarde, en 1600 en Europa, aparecieron los primeros bancos, que sustituyeron a los orfebres como custodios del oro y convirtieron los recibos en billetes de banco. Los banqueros continuaron con la práctica de emitir más billetes que la cantidad de oro en custodia, lo que provocó un aumento del riesgo de los depositantes, y la consiguiente desconfianza.

Generalmente se cree que banco deriva del mueble usado por los comerciantes en moneda de la edad media para efectuar sus operaciones de cambio.

Se dice también que cuando estos negociantes no podían cumplir con sus obligaciones se les destruía su banco y de ahí proviene el término banca rota.

El primer Banco Central del Mundo

El primer Banco Central. El sueco.

La solución a este problema se consiguió mediante la intervención del Estado, que concedió la exclusiva de emisión de billetes a un solo banco controlado por el propio Estado, el banco central. Apareciendo lo que se conoce como dinero FIAT.

El Parlamento de Suecia había percibido el poder del banco y decidió fundar el primer banco central de la historia: el Banco de los Estados de Suecia en 1668, con exclusividad de la emisión de billetes.

Esta institución cambiaría su denominación años más tarde para pasar a llamarse Banco Central de Suecia, que en 2018 ha celebrado sus 350 años de historia siendo el más antiguo del mundo.

Banco de Inglaterra

No fue hasta 26 años más tarde, en 1694, que se crearía el Banco de Inglaterra, el banco central que ha servido de modelo para la mayor parte de bancos centrales del mundo.

La solución a este problema se consiguió mediante la intervención del Estado, que concedió la exclusiva de emisión de billetes a un solo banco controlado por el propio Estado, el banco central.

El Banco de Inglaterra nació como un banco comercial en 1694 fue fundado por el escocés William Paterson, basado en una ley financiera que le otorgaba la prerrogativa de comerciar en letras de cambio y metales preciosos, de conceder préstamos sobre mercancías, de emitir billetes y de recibir depósitos. y fue privado hasta su nacionalización en 1946.

Durante los años siguientes el banco emitió billetes junto con otros bancos comerciales. Los billetes fueron en un principio escritos a mano, aunque fueron parcialmente impresos a partir de 1725, y los cajeros todavía tenían que firmar cada billete para que fueran pagaderos.

 Fue en 1844 que una ley que ataba la emisión de papel a las reservas de oro le dio el monopolio sobre la impresión de la moneda. 

Los billetes fueron totalmente impresos desde 1855.

Al Banco de Inglaterra se deben grandes aportes como el cheque, los pagarés y las obligaciones a pagar en general.

El patrón oro

En líneas generales indica que cuando un país, por ejemplo Gran Bretaña, incurre en déficit comercial con otro, supóngase Francia, el oro de la economía británica será trasladado hacia la francesa.

El patrón oro estuvo en vigencia técnicamente hasta la Primera Guerra Mundial, dado que las presiones de la guerra sobre la economía hizo que todos los países europeos imprimieran más billetes que los que sus reservas de oro podían respaldar. 

Gran Bretaña, el país insignia de este patrón y quien le dio solidez como medio seguro de transacción lo abolió en 1931.

Pero esta convertibilidad tenía sus limitaciones, debido a que la cantidad de dinero de una economía estaba condicionada por la existencia de oro, por el descubrimiento de nuevas minas.

Bretton Woods y el dólar convertible

La historia del dinero
Bretton Woods

En 1944, en la Conferencia de Bretton Woods, se adopta la propuesta norteamericana, estableciendo al dólar como moneda de intercambio mundial, a cambio de que la Reserva Federal de EE. UU. sostenga su valor en oro.

La moneda estadounidense sería adoptada entonces como moneda general de intercambio y ahorro a nivel mundial, y su valor se fijaría permanentemente a una tasa de 35 dólares por onza de oro.

Por otra parte, el valor del resto de las monedas nacionales serían establecidas en relación al dólar.

De esta manera, EEUU se aseguraba la demanda constante de su moneda, por parte del resto de las economías incluidas en el comercio internacional.

Nixon y el fin del dolar convertible

Charles De Goaulle, presidente de Francia en la década del 60, mostró la vulnerabilidad del patrón oro.

En 1965, solicitó a la Fed y convirtió en oro 150 millones de dólares que el Estado francés tenía en sus reservas, enviando un barco para trasladar el oro físico a Francia.

Esta situación provocó que en 1971 se rompiera el acuerdo monetario de Bretton Woods entre las grandes potencias.

Ante la posibilidad de la generalización por parte de potencias europeas, en 1971 Nixon termina de manera unilateral, con el compromiso de 1944, y desaparece el dólar convertible en oro.

A partir de ese momento, todos los tipos de dinero, fueron del tipo FIAT, respaldados en la confianza que inspira el Estado que los Imprime.

Más que nunca el dinero se consolido como dinero Fiduciario, del latín, Confianza.

Video de la Historia del Dinero

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados