Sociedad Colectiva

Compartir con...

La Sociedad colectiva es un tipo societario especificado en la Ley 19.550 de Sociedades comerciales en la Republica Argentina.

Como todas las sociedades, las sociedades colectivas tienen personeria juridica propia.

¿Qué quiere decir esto?

La sociedad asume derechos y obligaciones propios, distintos de los dueños.

Los futuros socios deben hacer un analisis previo para elegir el tipo societario que mejor cumpla con sus necesidades. Si querés saber como hacerlo, pincha en el siguiente enlace:

Características de la Sociedad Colectiva

De acuerdo a lo establecido en la Ley de Sociedades podemos distinguir:

  •  Los socios contraen responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria por las obligaciones sociales de la empresa.
  • Existe Confianza mutua entre los socios. Es una sociedad donde tienen mayor relevancia las personas que la integran, que el capital que aportan.
  • Las partes societarias son INTRANSFERIBLES, salvo acuerdo unánime de los socios.

Razón Social

 La denominación social se integra con las palabras sociedad colectiva o su abreviatura S.C..

Si actúa bajo una razón social, ésta se formará con el nombre de alguno, algunos o todos los socios. Contendrá las palabras y compañía o su abreviatura si en ella no figuraren los nombres de todos los socios.

La exigencia de integrarla con las palabras «sociedad colectiva», o su abreviatura cumple con la función específica de indicar a terceros el carácter de la responsabilidad de los socios.

Responsabilidad de los socios

En este tipo de sociedades, la responsabilidad de los socios es la más alta de las sociedades comerciales.

Responsabilidad Ilimitada:

La responsabilidad social ilimitada, implica que si ante un pasivo determinado, los bienes de la sociedad no pueden pagarlo, los socios deben responder con sus bienes personales.

Responsabilidad Solidaria:

La responsabilidad solidaria implica que todos los socios son los que deben responder de manera conjunta ante la imposibilidad de pago por parte de la sociedad. Ninguno de ellos puede quedar exento de este compromiso.

Responsabilidad Subsidiaria:

Este tipo de responsabilidad implica que en el caso de que la sociedad no pueda hacer frente a sus pasivos, en primer término los deudores deben intimar a la sociedad y en el caso en que no pueda pagar, recien entonces los socios responden son sus propios bienes.

Partes del Capital

La participación social (denominada parte de interés en estos entes) no se integra como en la sociedad accionaria, solo por el capital aportado, sino que escencialmente son las personas que la integran quienes toman mayor relevancia.

Es por ello que las partes de interes, sólo pueden ser transferida mediando acuerdo unánime de los socios (salvo pacto en contrario y por vía de cesión de derechos) en tutela del interés de terceros.

Administración de una Sociedad colectiva

“La administración y supervisión estarán a cargo de quien se designe en el contrato o en su defecto de cualquiera de los socios indistintamente, salvo que se especifique la actuación conjunta de los mismos, en cuyo caso no podrán actuar separadamente”.

Ley 19.550 Sociedades Comerciales

La norma establece el principio general en la especie, dejando a la libre voluntad de los socios prever el régimen de administración, pero disponiendo supletoriamente la administración indistinta para el caso de silencio contractual.

El artículo alude a la «administración», pero su regla debe extenderse también a la representación de la sociedad, porque, como lo entiende la doctrina, los administradores son los representantes de la sociedad, ya que la administración exige la actuación en nombre de la sociedad.

Venta de partes

 “Toda modificación del contrato, incluso la transferencia de la parte a otro socio, requiere el consentimiento de todos los socios, salvo pacto en contrario”. “Las demás resoluciones sociales se adoptarán por mayoría”.

La regla que sienta este artículo se refiere a la forma en que se toman decisiones por el órgano de gobierno (la reunión de socios).

La unanimidad es la regla si se piensa en modificar el contrato; también para vender la parte social a un tercero o extraño no socio. Esta solución se justifica atento a que estas sociedades son intuitu personae

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados