Las políticas económicas de Alfonsín

Compartir con...

Durante la presidencia radical de Raúl Ricardo Alfonsín, se llevaron adelante distintas políticas económicas, las cuales estuvieron condicionadas por la herencia del Gobierno militar del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional.

La herencia económica del Proceso

Al retirarse del poder, el gobierno militar dejaba una herencia económica poco menos que catastrófica:

  • el país en plena recesión económica
  • con una desocupación creciente
  • una inflación de más del 400% anual
  • una deuda externa de 46.200 millones de dólares (casi el 70 % del PBI)
  • Déficit fiscal del 10% del PBI y
  • 100 millones de dólares de reservas internacionales en el BCRA

El principal problema era el endeudamiento externo, cinco veces superior a las exportaciones, lo cual obligaba a lograr elevados excedentes comerciales, para cancelar los intereses devengados. Cuando Alfonsín asume en diciembre del 83 existía un atraso de 20.000 millones de dólares a atrasos en los pagos.

Las políticas económicas de Alfonsín

Para hablar de manera esquemática sobra la economía en tiempos de Alfonsín, debemos resaltar tres planes económicos:

  1. El plan Keynesiano de Grinspun,
  2. El Plan Austral y
  3. El Plan Primavera.

Todos ellos enmarcados en una deuda externa impagable, una situación política inestable fruto del juicio a las juntas y de la hostilidad de la CGT de Saul Ubaldini, que concluye en el 89 con el default y la Hiperinflación.

El plan Keynesiano de Grinspun

Alfonsín era un político con una ideología marcada, llego a ser vicepresidente de la Internacional Socialista. El primer equipo radical confiaba que con la democracia, los problemas económicos iban a atenuarse. El presidente designo como Ministro de Economía a Bernardo Grinspun, que había sido parte del equipo de Arturo Illia en 1963, pero con un contexto fiscal y externo, totalmente diferente.

Bernardo Grinspun. Periodo: 1983 1985

Implementa un plan económico de carácter keynesiano, con la idea de redistribuir riqueza a través de la intervención del estado, pero sin realizar un correcto análisis de la profundidad de la crisis del Estado nacional, en cuanto a vencimientos de la Deuda, déficit fiscal y altos niveles de inflación.

Para cumplir con la promesa electoral de:

«Con la democracia se come, se cura y se educa»

Raúl Alfonsín

Principales medidas económicas

Tratando de mejorar las condiciones de vida de las habitantes, se llevaron adelante las siguientes iniciativas:

Politicas economicas de Alfonsin
Grinspun equipo económico
  • Incrementa los salarios
  • Control de precios
  • Disminuye la tasa de interés
  • Implementación de las llamadas «Cajas PAN» (Plan Alimentario Nacional) destinado a los más necesitados.
  • Disminuye el gasto militar drásticamente

Luego de implementar todas estas medidas, la inflación se acelera levemente, producto del aumento del déficit fiscal, ya que salvo la reducción del gasto militar, los demás se incrementaron.

Además existió una gran presión de la Banca Externa para que se retomen los pagos de Deuda, interrumpidos en 1982, mientras que los grupos económicos privados nacionales, presionaban por el la flexibilización del congelamiento de los precios.

Por otro lado la CGT de Saul Ubaldini, combatió al gobierno democrático, recién asumido, ya que Alfonsín intentó sancionar la “Ley Mucci”-llamada así por el ministro de Trabajo, Antonio Mucci- que pretendía introducir las minorías en el gobierno de las organizaciones sindicales, además de restringirles el control de sus fondos, como una forma de “democratizar” a esas organizaciones.

Esta ley nunca se sancionó por falta de un voto en el senado. En este contexto, se le hicieron 13 paros generales al nuevo gobierno.

Consecuentemente, los precios aumentan y con ellos el nivel de la Inflación.

A finales de 1984, los índices de inflación llegaron al 625 % anual.

El Plan Austral

Con el fracaso de Bernardo Grinspun en economía lo reemplaza Juan Sourrouille como Ministro.

El plan austral
Alfonsín y Sourrouille

Con los índices de inflación descontrolados, se imponía un plan de shock para frenar la inercia en el nivel de precios.

Su medida más destacada, fue el Plan Austral, que fue un plan de shock que tuvo éxito inicial, en frenar el proceso inflacionario.

Sin embargo a mediano plazo, el gobierno no realizó las medidas de ajuste del gasto público de fondo, que eran imprescindibles, para reducir el déficit fiscal.

Como consecuencia de ello, no fue sustentable a largo plazo.

Principales medidas del Plan Austral

  • Se declara una Economía de guerra, denominado Plan Austral
    • Se cambia el signo monetario. De Pesos se pasa a Australes y se le sacan cuatro ceros a la moneda.
    • Devaluación del 15% y congelamiento posterior del tipo de cambio, a  0.80 por dólar.
    • Congelamiento de precios, tarifas públicas y salarios.
    • Disminuye la tasa de interés. (pasaron del 28 % mensual al 4% mensual)
    • Se incrementa los aranceles a las importaciones.
    • Disminución del gasto público.

La originalidad del plan consistía en incorporar una política de ingresos y el simultáneo lanzamiento de un nuevo signo monetario para frenar la inercia inflacionaria.

Para eliminar la expectativa inflacionaria y no perjudicar a los acreedores se utilizó una tabla de “desagio” para actualizar los préstamos otorgados con anterioridad a la implementación del plan.

El plan tuvo un efecto favorable inmediato, que incluyo un incremento de las exportaciones, lo que permitió el crecimiento de reservas de Banco Central, a su vez la suba de la recaudación impositiva y tarifaria; la disminución del déficit fiscal y de la emisión monetaria y la reducción de la tasa de inflación. 

El deterioro. Plan Primavera

El plan resulta positivo a corto plazo, pero sin atacar los problemas estructurales. No se estimula a toda la producción, no se ataca el déficit fiscal de base.

Para intentar sostenerlo en el tiempo, se realizan una serie de ajustes sucesivos hasta diciembre del 87.

Los intereses de la Deuda Externa se pagan con más deuda, ya que la balanza comercial no permitía la acumulación de reservas.

1987 – Intento tibio de Reforma del Estado. El gobierno de Alfonsín no pudo avanzar con este plan de reforma del Estado, presentado por Roberto Terragno, en parte por la oposición del peronismo en el Congreso, y en parte porque los partidos políticos populares de entonces, se encontraban sumamente comprometidos con las ideas estatistas y nacionalistas que habían dominado la mayor parte del siglo.

Además se propuso una transformación del régimen de salarios de los empleados público, una serie de medidas de reforma tributaria y la reducción del gasto excesivo de las provincias.

Fracaso del plan primavera

Los principales elementos que contribuyen al fracaso del plan fueron:

  1. La Puja sindical por mayores salarios.
  2. Reclamo de los Bancos extranjeros para el pago de la deuda externa.
  3. Baja del 40 % en el precio de los commodities de exportación de granos

Estos dos elementos hacen que los precios se incrementen, lo que lleva a una mayor inflación y a una posterior recesión.

Consecuencias del fracaso del Plan

  • El gobierno necesitaba fondos, entonces
    • Coloca Bonos en el mercado interno, eso hace que,
    • Suba la tasa de interés y el monto de intereses que debe pagar el estado.

Como respuesta lógica:

  • Al pagar mayores tasas de Interés, el gobierno
    • Aumenta su Déficit Fiscal, Y esto hace que:
  • EL gobierno necesite MÁS fondos.
    • Todo esto lleva a Recesión, Inflación, Bajos Salarios, Desocupación

Todo esto es parte de un circulo vicioso que empeora la situación económica general.

Fin del gobierno radical

Politicas economicas de Alfonsin
La Hiperinflación de 1989

En Febrero del 89 las Reservas en el BCRA eran de 2.000 millones de dólares. Imposible sostener un gobierno con esa Caja.

El Fondo Monetario Internacional, que en principio había apoyado al programa económico, suspendió los reembolsos prometidos, con la visita de Domingo Cavallo a FMI, previniendo para las elecciones de 1989 el triunfo peronista. 

La hiperinflación: la especulación financiera, la crisis social y el golpe de mercado.

A comienzo de 1989, las expectativas inflacionarias crecieron, colaborando para ello causas tanto económicas como políticas. 

La inflación, que en febrero de 1989 era del 9,6% mensual, alcanzó el 78,4% en mayo, mes de las elecciones presidenciales, adelantadas por decisión del Gobierno.

Alfonsín debe adelantar las elecciones y la entrega del poder a Carlos Menem, presidente peronista que asume el 9 de julio de 1989.

Los números de las Políticas económicas de Alfonsín

Números del Gobierno de Alfonsín
Balanza de pagos y deuda externa

Políticas económicas de Raúl Alfonsín

Políticas Económicas del gobierno de Raúl Alfonsín

En este video te cuento en detalle los distintos elementos de las políticas económicas del gobierno de Alfonsín.

También el análisis de la herencia recibida y en especial sobre el tema de la aplicación del Desagio, como forma de desindexar las expectativas inflacionarias implícitas en los contratos.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados