El Plan Austral

Compartir con...

El Plan Austral fue el programa económico que llevo adelante el Ministro de Economía Juan Vital Sourrouille a partir de junio de 1986, durante la presidencia de Raúl Alfonsín.

Contexto del Plan Austral

Existen una serie de condiciones excepcionales de la economía de ese periodo histórico, que hay que tener en cuenta para comprender las medidas de este Plan económico, las más relevantes fueron las siguientes:

  • Desde 1970 Argentina tenia un promedio de inflacion anual de más del 100%.
  • En Febrero de 1985, antes de la implementacion del Plan, la inflación era del 30 % mensual.
  • Atrasos con los acreedores externos, es especial con el FMI. El ministro anterior de Alfonsin, Bernado Grinspun, intento renegociar la deuda externa de manera conjunta con Mexico y Brasil, pero sin una buena acogida por los acreedores externos.
  • Los precios internacionales de los commodities agropecuarios eran muy bajos.
  • El déficit fiscal de Argentina, habia llegado a niveles del 9 % del PBI. Insostenible.
  • En un contexto inflacionario de décadas, existia lo que se conoce como «inercia inflacionaria«. Los salarios se ajustaban de manera mensual.
Inflacion argentina. Hiper 89

Objetivos del Plan Austral

El objetivo general del Plan era reducir la inflación, pero en un contexto de crecimiento del PBI

  • Establecer precios relativos iniciales
  • Reducir el Deficit Fiscal: Desde el 9% del PBI hasta el 2.5% del PBI
  • Conseguir apoyo externo. (Paul Volcker)
  • Administrar el efecto redistributivo de la disminucion de la inflación. (Desagio)

Es decir, un “ajuste heterodoxo” que buscaba liberar saldos exportables a fin de garantizar los servicios de la deuda. Estos ejes fueron acompañados, pensando en la meta antiinflacionaria, con el cambio de la moneda a un tipo de cambio fijo para afectar las expectativas. 

Plan Austral 1985-88

El Plan Austral consistió en un conjunto de medidas propuestas por Sourrouille y su equipo económico, elaborada en secreto y ajenas a los cuadros tradicionales del radicalismo, que a su vez fueron presentadas y acordadas con el FMI, y jerarquizó los objetivos de la reducción del déficit fiscal y el control de inflación.

El Plan austral

El 14 de junio de 1985, Alfonsin pone en marcha el plan Austral, a través de un discurso publico, donde se destacan las siguientes medidas:

  • Se cambia el signo monetario. De Pesos se pasa a Australes y se le sacan tres ceros a la moneda.Devaluación del 15% y congelamiento posterior del tipo de cambio, a  0.80 por dólar.
  • Congelamiento de precios, tarifas públicas y salarios.
  • Disminuye la tasa de interés.Reducción de tasas de interés reguladas del 30% mensual a 4% (para depósitos) y 6% (para préstamos).
  • Se incrementa los aranceles a las importaciones.
  • Disminución del gasto público.
  • Desagio de los contratos
  • Compromiso de la no emisión ni el financiamiento del BCRA al Tesoro (es decir, era una política fiscal y monetaria estricta).

La originalidad del plan consistía en incorporar una política de ingresos y el simultáneo lanzamiento de un nuevo signo monetario para frenar la inercia inflacionaria.

Para eliminar la expectativa inflacionaria y no perjudicar a los acreedores se utilizó una tabla de “desagio” para actualizar los préstamos otorgados con anterioridad a la implementación del plan.


El plan fue exitoso en el corto y mediano plazo tanto en sus efectos específicamente económicos como en los políticos.

El plan tuvo un efecto favorable inmediato, que incluyo un incremento de las exportaciones, lo que permitió el crecimiento de reservas de Banco Central, a su vez la suba de la recaudación impositiva y tarifaria; la disminución del déficit fiscal y de la emisión monetaria y la reducción de la tasa de inflación a niveles del 2% mensual.

El éxito inmediato en el frente inflacionario fue un importante empuje para la victoria en las elecciones legislativas de noviembre de 1985, donde la UCR se impuso por algo más del 42% de los votos contra un peronismo dividido que entre todas sus expresiones no alcanzó el 35%

Problemas del Plan Austral

El Plan Austral tuvo dificultades políticas, económicas y de tiempos.

Puja redistributiva

Durante del gobierno de Alfonsin, la CGT le hizo a Alfonsin 13 paros generales, lo cual le generó inestabilidad con los trabajadores y los sindicatos.

En igual sentido, los intentos de alzamientos militares y planteos, generaron inestabilidad política. En este contexto, hubo una serie de presiones de los Militares para conseguir aumentos salariales.

Alfonsín solicito a Economía que les de un aumento del 25% a los militares, lo cual fue concedido. Más tarde, hubo que extender el aumento a los docentes y al personal sanitario. Todas esas novedades generaron un aumento del déficit fiscal de alrededor de 1,5% del PIB.

En la práctica, las tensiones que encerraban estos límites del plan se aceleraron porque rápidamente se empezó a discutir cuándo y cómo salir del congelamiento de precios. El éxito antiinflacionario llevó a buena parte del gobierno y la oposición a sostener que era necesario iniciar políticas de reactivación cuanto antes.

En ese marco, fue el propio presidente del BCRA, Alfredo Concepción, el que empezó a otorgar redescuentos a distintos bancos, principalmente estatales tanto nacionales como provinciales, a fin de pagar sueldos y otorgar créditos. Esto rompía con la política de no financiar el déficit fiscal desde el BCRA. Concepción fue desplazado en agosto de 1986 y fue reemplazado por José Luis Machinea, cuando la inflación volvía a ser un problema de primer orden para el gobierno.

Aumento del Déficit fiscal

Además el Ministerio de economia no controlaba por ejemplo el Banco Hipotecario, que consumia un punto de deficit fiscal. Cuando se interviene en este Banco ya era un control extemporaneo.

Como consecuencia de esto, entre otros motivos, el deficit fiscal, pasa del 2.5 % del producto al 4 %. Además no se llevo adelante la reforma del Estado, con las consecuentes privatizaciones de las Empresas Publicas.

Déficit de la Balanza de pagos

Además, el deterioro de los términos de intercambio generaba saldos de balanza comercial cada vez peores, a la vez que mientras se mantenía el tipo de cambio fijo en 1 U$S = 0,8 ₳ la apreciación cambiaria generaba pérdida de competitividad de las exportaciones, aquellas que se esperaba dinamicen la acumulación de capital.

Si a ello le sumamos que el deterioro en la cuenta corriente (sobre todo por el peso de la deuda) y el balance de reservas del BCRA disminuían las posibilidades de mantener bajo el déficit fiscal –así como de volver a emitir para financiarlo–, las chances de flexibilizar el PA ganaban peso

Las estrategias, de allí en más, fueron medidas complementarias de ajustes derivadas del plan Austral, como el Australito en 1987 o el Plan Primavera en 1988, que consistían en congelamientos, acuerdos con las instituciones financieras y medidas ortodoxas como el control del gasto o la restricción monetaria, aunque también se incluían la voluntad de implementar reformas de mediano plazo como una progresiva apertura comercial y privatizaciones parciales de empresas estatales, aunque estas últimas no prosperaron

Intento de Ley de Reforma del Estado

En 1987, se llevo al Congreso una Ley de Reforma del Estado, de caracter estructural, orientado a dinamizar la inversión y el crecimiento económico, partiendo de una reforma del sector público. Dicho programa fue elaborado entre Sourrouille y Rodolfo Terragno.

Este programa se encontraba destinado específicamente a cambiar la forma de propiedad y financiamiento de las empresas públicas mediante la desregulación petrolera, la limitación de los regímenes de promoción industrial, las privatizaciones en el área de telefonía, transporte y acero y la eliminación de trabas legales a las inversiones privadas en áreas reservadas tradicionalmente al Estado. 

Se decidió avanzar con la redimensión del Estado tardíamente, si se lo mira post efectos del Austral, pero tempranamente si se atiende a que esas consignas no eran claras en el alfonsinismo.

Intentar una reduccion del gasto publico, sin por ejemplo no resolver el Deficit por ejemplo de YPF que era 1.5 del producto, era insostenible.

Este proyecto de ley de reformas, no paso por el Congreso, con lo cual, su suerte del Plan estaba echada.

El fin del Plan Austral

Aspecto Político

 A pesar de la caída del gasto, la merma en los ingresos de divisas por derechos a la exportación hizo muy difícil financiar el déficit al mismo tiempo que garantizar los pagos de los servicios de la deuda y la financiación de las empresas estatales.

Alfonsin enfrenta a la Sociedad Rural

Cuando el gobierno intentó subir las retenciones a las exportaciones agropecuarias para compensar ingresos generó oposición y hostilidad de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Así, a medida que avanzaba el deterioro económico también lo hacía la credibilidad del gobierno que en septiembre de 1987 perdía elecciones legislativas y era constantemente jaqueado por el sector agropecuario de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que desde un comienzo se opuso al plan, el creciente desinterés de los sectores industriales conocidos como “Capitanes de la Industria”. Tampoco tuvo el apoyo del sindicalismo, que veia al plan como un ajuste ortodoxo.

Durante el gobierno de Alfonsín, el PJ quedo sin liderazgo definido, y con las mayorias del Congreso, luego de las elecciones del 87, y mayorias en el Senado, estuvieron en contra de:

  • Democraticación de los Sindicatos
  • No participaron del Juicio a las Juntas Militares ni la CONADEP
  • Votaron en contra del Tratado de Paz con Chile
  • Votaron en contra de cualquier medida económica en el Congreso.

Aspectos Económicos

Producto de:

  • La Puja sindical por mayores salarios.
  • Reclamo de los Bancos extranjeros para el pago de la deuda externa.

Estos dos elementos hacen que los precios se incrementen, lo que lleva a una mayor inflación y a una posterior recesión

El gobierno de Alfonsín necesitaba fondos. El Banco Mundial le niega un desembolso de 350 millones, lo cual obliga a colocar Bonos en el mercado interno, eso hace que, suba la tasa de interés, con esto aumenta el déficit fiscal, con lo cual el gobierno aumenta la emisión monetaria y terminamos en Mayo 89 con tasas de inflacion del 78 % mensual y en junio el 114 % mensual.

Asi llegamos a la Hiperinflación del 89, posteriores saqueos, y entrega anticipada del poder a favor del ganador de las elecciones: Carlos Saul Menem.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados