El eterno problema de la Deuda Publica Argentina

Compartir con...

Como docentes de Economía Política Argentina, uno de los puntos más repetitivos y controversiales es tratar de explicar el nivel de  deuda pública de un país.  La primera pregunta que debemos responder a nuestros alumnos generalmente es la siguiente ¿Es bueno o malo endeudarse?

En realidad, como toda ciencia social, no tenemos una sola opción. El endeudamiento no es bueno ni malo en sí mismo, todo depende.

Deuda para cubrir el Deficit Fiscal Primario

Si la toma de deuda publica se utiliza para cubrir gastos corrientes (déficit fiscal primario), sin duda, los problemas que resolvemos en lo inmediato, nos generaran conflictos más complejos en el futuro.

Tal como ocurre en una economía doméstica, si pagamos el monto mínimo de la tarjeta de crédito, este mes estaremos más holgados, pero la realidad es que estamos transfiriendo un problema presente, para convertirlo en otro peor en el futuro.

En cambio, si el endeudamiento es para obras de infraestructura, mejorar el sistema de transporte o cambiar la matriz energética de un país, los ingresos que tendremos en el futuro, por la mejora en la competitividad de las empresas privadas,  nos ayudaran a mejorar la situación económica a mediano plazo, gracias a un aumento genuino en los ingresos, producto de mayores ingresos fiscales por un incremento de la producción del  bienes y servicios del país (aumento del PBI). Este sistema fue el utilizado por los países desarrollados.

Por todo esto, existe consenso entre los economistas de diversas vertientes en que, al hablar de endeudamiento o desendeudamiento de un país, “el indicador usado internacionalmente es Deuda/PBI”.

Esto se debe a que el mismo hace alusión al peso de la deuda publica sobre una economía nacional y la capacidad de pago que se tiene para cancelar ese pasivo. Históricamente los números de este ratio en Argentina oscilan en el 54% del PBI.

El gradualismo de Macri

El “gradualismo” en la reducción del gasto público,  que intento el gobierno nacional durante el 2016 y 2017, fue a base de endeudamiento interno, utilizando herramientas como las Lebacs, que generaron un aumento de la deuda pública – interna en este caso – pero deuda al fin.

Así pasamos de u$s 222.703 millones a fines de 2015 a u$s 302.843 millones a fines de 2017.   Este número incluye el equivalente de US$ 20.000 millones de reconocimiento de deuda que estaba impaga y que se debió emitir para financiar y cerrar el problema con los holdouts. Aun así, el ritmo de endeudamiento es tan acelerado como insostenible en los  próximos años.

Además con la devaluación del peso durante 2018, en PBI en dólares disminuyo, por lo cual el ratio Deuda/PBI se incrementó a niveles cercanos al 70%. Preocupante.

Es por estas razones, que  el presidente del BCRA, Luis Caputo, señaló que Argentina debía financiar una brecha fiscal de US$ 30.000 millones en 2018 y de US$ 25.000 millones en 2019. Dinero que no hemos generado, por lo tanto, no tenemos. De allí la aparición del FMI como fuente de financiación a tasas bajas de este desfasaje financiero, contra el compromiso del gobierno nacional de terminar con el déficit fiscal para 2020.

Ahora bien, ¿el acceso a esta nueva fuente de financiación, garantiza la correcta utilización del mismo? ¿Podremos  eliminar el constante déficit fiscal de nuestra economía?   

El presupuesto 2019 y la deuda publica

Con Argentina como país, podemos utilizar la metáfora de compararnos con un adicto en recuperación. Sabemos que tenemos un problema, intentamos salir de él,  ahora la pregunta es:

¿tendremos la fuerza de voluntad y espíritu de sacrificio, solidaridad e inteligencia necesarios como para rehabilitarnos?

La respuesta a esta pregunta la encontraremos, de manera parcial, durante el debate del presupuesto 2019. Debemos estar atentos a ello. Nos incumbe a todos.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados