Capital de trabajo

Compartir con...

Muchos proyectos –la mayoría– deben primero gastar recursos en la producción de un bien o en la prestación de un servicio, para recibir con posterioridad el pago correspondiente.

Para que el negocio creado por el proyecto sea viable económicamente, no basta con tener el edificio construido y totalmente equipado, esto lo denominamos técnicamente: Inversión Inicial.

Que es el capital de Trabajo?

Capital de Trabajo

La puesta en marcha de un negocio requerirá, además, un capital operativo que permita cubrir el desfase natural que se observará entre los egresos de fondos realizados para producir y los ingresos del pago futuro por parte del cliente. Estos recursos se denominan inversión en capital de trabajo.

La situación descrita se hace más compleja aún si se considera que, además de financiar el costo directo de la prestación, el establecimiento deberá financiar las remuneraciones del personal administrativo, los consumos básicos de luz, agua, calefacción, teléfono, los seguros y el mantenimiento de la infraestructura y el equipamiento entre muchos otros.

Ejemplos de Capital de Trabajo

Caso 1: Capital de Trabajo de un Kiosco de revistas

Dado un aumento explosivo del consumo de productos orgánicos, un nuevo emprendedor estima posible vender 1.000 bolsones de verduras orgánicas diarias a un precio de $ 10 cada uno. El costo de cada uno de ellos es de $ 8, por lo que, al día podrá tener una ganancia de $ 2.000.

Los recursos que tiene ahorrados, le alcanzan para pagar los permisos municipales más un pequeño vehículo para transportar el producto.

Si un amigo le presta el dinero, en ese momento podrá pagar los 8.000 pesos de los costos, pero tendrá una deuda que deberá pagar. Ese monto es el capital de trabajo. El cual deberá financiar de alguna manera.

Caso 2: Capital de Trabajo de una fábrica

Una empresa demora dos meses en transformar la materia prima en producto terminado. Además tiene un período de comercialización de otro mes y las ventas las hace contra pago a 30 días.

Debe tener un capital de trabajo equivalente al monto de los recursos que le permita cubrir los gastos en que tendrá que incurrir durante los 120 días que demora en recuperar los recursos que desembolsa.

Desde el punto de vista del cálculo de la rentabilidad de un proyecto, no es necesaria una gran precisión para su determinación, por cuanto el capital de trabajo, es un activo de propiedad permanente del inversionista, por lo que deberá considerarse como parte de los beneficios recuperables en el tiempo.

Sin embargo existe un costo financiero a tener en cuenta al momento de realizar la planilla de los flujos de fondos. Además es imprescindible contar con ese dinero para realizar el proyecto de manera adecuada.

Si te gustó o te quedo alguna duda deja tu inquietud en la casilla de comentarios.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts Relacionados